domingo, 18 de junio de 2017

Cheesecake de frutos del bosque (sin horno)

Hola, les traigo esta cheesecake de frutos del bosque sin horno que donde va triunfa, es fácil, es rica, y que no tengamos que encender el horno para hacerla es lo mejor que tiene porque con el calorcito que está cayendo por el sur, no apetece cocinar, aunque yo soy de esas que por una delicia semejante, enciendo el horno sin ningún padecimiento...

Ingredientes para la base:

200 gr de galletas María integral
100 gr de mantequilla derretida

Elaboración de la base:

Ponemos las galletas en una bolsa limpia y aplastamos con el rodillo hasta que se muelan bien o las trituramos con un robot de cocina (minipimer).
Colocamos las galletas en un bol y añadimos la mantequilla derretida, mezclamos bien y obtendremos algo parecido a arena mojada.
Engrasamos con mantequilla un molde desmontable y volcamos la mezcla en él, cubriendo bien la base y 2 cm las paredes del mismo, aplastando con el dorso de una cuchara para que quede bien compacto.
Dejamos en el congelador durante 15 minutos.


Ingredientes para el relleno:

6 hojas de gelatina
300 gr de nata para montar (crema de leche)
80 gr de azúcar común
250 gr de yogur griego de fresas (dos botes de 125 gr)

Elaboración del relleno:

Troceamos las hojas de gelatina y remojamos con agua fría durante 5 minutos.
Calentamos sin que hierva, 50 gr de nata, escurrimos las hojas de gelatina y las añadimos a la nata caliente, removiendo hasta que se disuelvan. Reservamos.


Ponemos en un bol el resto de nata y el azúcar, mezclamos bien y añadimos los yogures mezclando hasta integrar. Incorporamos la nata con la gelatina. Retiramos el molde con la base del congelador y volcamos allí el relleno.
Colocamos en la nevera y dejamos 4 o 5 horas para que solidifique.


Ingredientes para la cobertura de frutos del bosque:

125 gr de frambuesas
125 gr de arándanos
200 gr de cerezas
2 cucharadas de azúcar

Elaboración de la cobertura:

Lavamos las cerezas y les quitamos el cabo y los huesos (carozos), ponemos en un cazo junto con las frambuesas y los arándanos, añadimos el azúcar y dejamos reposar durante 30 minutos. 
Luego cocinamos a fuego bajo durante 20 minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.


Retiramos la tarta de queso de la nevera, la desmoldamos con cuidado y cubrimos con la confitura de frutos del bosque.


Podemos usar el sabor de yogur que queramos o que tengamos en casa. Me gusta usar yogur griego porque es muy cremoso.
Utilizo galletas María integrales porque no son muy dulces, pero pueden usar las galletas que más les guste.
No he cocinado mucho tiempo los frutos del bosque para que no se desarmen y esto hace que el jugo que sueltan queda muy líquido, pero cuando cortamos la tarta ese jugo se cuela por todos lados y queda más rica todavía, jijijiji...

Es una verdadera delicia...

Pueden seguirme en InstagramPinterestfacebook y Twitter.

¡Hasta la próxima!
¡Sean felices!


3 comentarios :

  1. Los frutos rojos le dan un punto de color y de sabor que los hace únicos, me encanta la combinación, seguro que estaba buenísima. Además con la tarta de queso siempre se acierta. Un saludo

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Great post!

    You have a nice blog!

    Would you like to follow each other? (f4f) Let me know on my blog with a comment! ;oD

    Have a great day!

    xoxo Jacqueline
    www.hokis1981.com

    ResponderEliminar
  3. Sencillamente delicioso, hermoso color!!!! estos colores siempre me enamoran Rosi
    besos!

    ResponderEliminar